Sierra de Líbar, espacio y frontera natural entre las provincias de Cádiz y Málaga.
MALAGADITANÍA: Espacio geográfico nuevo, entre lo real y lo soñado, creado por F. Ruiz y F.J. Rodríguez, que engloba la esencia paisajística, histórica y etnológica común de la tierra malagueña y gaditana, unidas en una sola geografía compartida.

CAMINERIA:

Suma de los elementos que componen el camino, el caminante y su entorno.

Estudio de las vías de comunicación, de su relación con el entorno geográfico y social y con los itinerarios físicos, históricos, económicos, culturales y literarios.
Definición del II Congreso Internacional de Caminería Hispánica (Año de 1994).

Si a estas ideas les añadimos las de patrimonio público y entorno medioambiental a defender y difundir podíamos tener un concepto aglutinador de enorme atractivo general y portador de grandes posibilidades en la defensa y puesta en valor de nuestra herencia ancestral...

LA RUTA DE LOS 7 TEMPLOS

Próximamente os invitamos a descubrir una ruta mágica llena de encantos naturales, de fuerzas telúricas y restos del pasado sorprendentes llenos de misterio y leyenda...La Ruta de los 7 templos, un antiguo periplo costero de más de 2.500 años de antiguedad.
http://ruta7templos.blogspot.com















VISITA NUESTRA OTRA PÁGINA HERAKLES / MELKART

VISITA NUESTRA OTRA PÁGINA HERAKLES / MELKART
(pinchar sobre la imagen para acceder)

miércoles, 7 de noviembre de 2007

El Círculo mágico medieval de Arcos de la Frontera

Sin lugar a dudas, quien decida hacer una visita la pintoresca y hermosa población gaditana de Arcos, para nada puede quedar defraudado. Rico y singular es su patrimonio histórico en el que vamos a detenermos por un momento, ante una de sus manifestaciones más extrañas y únicas.

Situado en el mismo centro neurálgico del casco medieval, en la plaza del Cabildo, nos encontramos con la Basílica de Santa María, que fué anteriormente y como dejan entrever algunos detalles aun latentes in situ, la antigua mezquita musulmana del Arkus andalusí. Un período fecundo para la ciudad que la llegó a convertir incluso durante algunos años en reino de taifa independiente.

Pero ahora, no vamos en primera instancia a centrar nuestro atención en dicho templo, sino que vamos a dirigirnos a otro lugar, allí mismo, y que podría pasar desapercibido al despistado, ya que podría creer que se trata de un detalle ornamental común y de poca importancia, con lo cual, caería en un grave error.

Bajamos el primer tramo de escalera y en la acera delante de la iglesia nos encontramos con el único"círculo mágico"´mágico medieval de toda Andalucía, hasta donde yo tengo constancia y no sé cuantos puede haber de su mismo parecido en el resto de España, pero creo que muy pocos.

De los datos que se tiene noticia parece que hay que datarlo en su aspecto actual sobre el siglo XV, pero evidentemente y como veremos en la explicación que intentamos dar a su simbología y significado, debe ser notoriamente más antiguo.

Consta, como podemos ver en la foto más arriba expuesta de 12 piedras rojas y 12 blancas. Las blancas llevan marcadas distintas constelaciones y parece ser que alli se practicaba un ritual verdaderamente extraño a las prácticas oficiales y reguladas por la iglesia. Segun parece, cuando se traía a un niño a la iglesia para el bautismo, sus padres solían llamar a un exorcista para que librase al bebé de espíritus malignos dentro de este círculo protector. Hoy día, dicho rito hace muchísimos años que cayó en desuso, no sabría decir ahora mismo cuando, pero indudablemente esta práctica, aun queda en el recuerdo y debió ser muy importante y fundamental en los hábitos culturales y cultuales de los habitantes de Arcos.

¿ Qué función y sentido podía tener dicho círculo y el rito que allí se practicaba ?. Eso es lo que vamos a intentar aclarar aquí, dentro de las posibilidades de nuestros conocimientos actuales y así esbozar una posible hipótesis de cierta verosimilitud.

Primero vamos a centrarnos en el rito practicado dentro del círculo mágico y luego pasaremos a explicar la posible simbología, dentro del rito, de ese círculo.

Como hemos dicho, está claro que esa práctica no es propia de la iglesia católica y además ocurre justo después de que el niño es bautizado en la basílica. Es un rito de indudable raigambre islámica relacionada con las prácticas sufies y que aún son comunes en Marruecos, como se desprende de la acción de querer proteger al recién bautizado de los malos espíritus bajo el amparo de dicho círculo mágico. Hay constancia de que dicho círculo ya exístia y cumplía su función en época andalusí y además como hemos dicho antes, la basílica contigua era la antigua mezquita de la medina.

Ese rito debió pasar a la población cristiana de Arcos si tenemos en cuenta que la reconquista castellana de la bahía de Cádiz y su comarca, en la que entra Arcos de la Frontera, convertida además como elocuencia su nombre en una de las poblaciones de frontera frente al reino musulman de Granada. La conquista castellana por parte de Alfonso X El Sabio, no eliminó la antigua poblaciñon musulmana, sino que seguía siendo mayoritaria, de ahí que se produjera los hechos de la revuelta mudejar de toda la comarca en el año 1264 y que al final fué sofocada y esta vez si, la población de origen islámico desposeida de sus tierras y traidas nuevas gentes del norte de España. Es en este contexto donde debemos a nuestro juicio situar el traspaso o la reconversión de esa práctica sufí andalusí en práctica después seguida por los nuevos repobladores cristianos.

El porqué asimilaron como algo suyo un rito de ámbito islámico es algo que no podemos saber a ciencia cierta, no sabríamos dar una explicación convincente y sería largo a plantear y debatir, asi que, será mejor pasar ahora a dar una explicación a la simbología de dicho círculo mágico.

SIMBOLOGÍA DEL CÍRCULO MÁGICO:

En diversas corrientes filosóficas de la antiguedad pagana, concretamente el neoplatonismo, en cristianas heréticas de los primeros tiempos, como el gnosticismo, que bebe de las fuentes de dicho neoplatonismo y luego en época medieval con el resurgimiento de herejías como los bogomilos y los cátaros que igualmente hunden sus raices en el gnosticismo y neoplatonismo o en el mundo musulmán, el sufismo, igualmente corriente filosófico-esotérica también considerada herética en este ámbito y de mismas raices, el círculo es la manifestación universal del ser único y no manifestado, o sea, Dios.

El círculo representa el movimiento perfecto e inmutable, sin comienzo ni fin ni variaciones, y por tanto, simboliza el tiempo en su cíclico movimiento circular e inalterable. Es también el símbolo del cielo y recuerdese como nuestro círculo en las piedras blancas tiene representado las constelaciones. El cielo llega así a ser la representación del mundo espiritual, invisible y transcendente. El cielo cósmico y divino en sus relaciones con la tierra, su providencia y su causalidad dinámica.

El círculo, el cielo, lo divino, encierra a un cuadrado o en este caso, dos cuadrados, que son a la vez tanto la representación de lo terrestre, como de evocación de la idea de movimiento, de cambio, en su imagen dialectica dinánica de lo terrenal y lo transcendente, a lo cual el hombre aspira por naturaleza desde su base terrenal, donde va a aprehender como sujeto de un pasaje ya realizar desde ahora, gracias al comienzo de los signos. Nos viene a la memoria en este aspecto las danzas que aún practican los derviches giróvaros turcos y sirios, que son precisamente sufies, y su forma de llegar a través de ellas y sus movimientos circulares a la completa unión mística con Dios.

Precisamente Plotino, el filósofo neoplatónico del siglo III se preguntaba que por qué el movimiento del cielo y las constelaciones era de forma circular y él mismo se respondía al decir que con ello lo que hacía era imitar la inteligencia, debemos entender la inteligencia divina, la del Demiurgo, la del Creador.

Para finalizar tampoco debemos olvidar la simbología del círculo como representación del Paraiso terrenal, expresado claramente, en la la representacion del circulo, el cielo, que acoge dentro de si al cuadrado, a la tierra.

Creo que con esta aproximación simbólica llegamos a entender un poco el sentido tanto del singular e interesante círculo mágico arcence y de los ritos que antaño se practican allí, y como no debemos perdernos de visitar y conservar tan enigmática muestra ornamental cargada de simbolismo mistérico de pasados tiempos. De hecho y según tengo noticias que vienen a corroborar todo lo expuesto, este círculo mágico se puede decir que pese al desuso de su función no ha perdido del todo su sentido y validez, puesto que suele recibir la visita y ser contemplado por seguidores del sufismo que conocedores de su existencia,se acercan complacientes a descubrirlos y asi descubrir las fuentes de sus propias experiencias personales filosófico-religiosas...

1 comentario:

kitzOgen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.